«El Salmorejo», plato de verano con grandes beneficios nutricionales y bajo en calorías es una opción deliciosa y sana para esta estación estival. Hoy le dedicamos esta receta a nuestro amigo Carlos López, preparada por nuestra #ChefAmapola dentro del proyecto de colaboración con la asociación Pídeme la Luna.

¡¡ Deseamos que te guste Carlos !!

El salmorejo es un alimento completo, entre sus ingredientes están los cereales (el pan), verduras y hortalizas (tomate y ajo) y la grasa del aceite de oliva virgen extra. Se recomienda su consumo para todas las dietas ya que el aporte calórico no es excesivamente alto, además gracias a sus ingredientes forma un plato perfecto para cubrir muchas necesidades de nuestro organismo, en el caso de los niños es una manera genial para que consuman verdura, aportará hidratación y energía.

La receta de salmorejo que vamos a elaborar, es la de la Cofradía Gastronómica del Salmorejo Cordobés. Ellos aseguran que la receta tradicional se hace tan solo con tomates, pan, ajo, aceite de oliva virgen extra y sal, y se decora con huevo picado y trocitos de jamón. En sus orígenes, el salmorejo era una sopa fría de pan, ajo y sal que en algún momento incorporó aceite. Tiempo después, ya en el siglo XVIII, se incorpora el ingrediente estrella, el tomate.

DSC_0790

Ingredientes para elaborar el Salmorejo: 

  • 500 g de tomates maduros
  • 100 g de pan blanco (del día anterior)
  • 75 g de aceite de oliva virgen extra Centenarium Premium Nobleza del Sur
  • 1 ajo
  • 1 cucharadita de sal
  • Para acompañar, jamón en trocitos y huevo duro picado

DSC_0787

 

Procedimiento para elaborar el Salmorejo con AOVE Centenarium Premium:

  1. Se lavan muy bien los tomates, se descorazonan y se trocean (con piel y todo).
  2. Se corta el pan en trozos pequeños (procurad que el pan tenga miga).
  3. Añadimos al vaso de la batidora, los tomates, el pan, el ajo y la sal. Batimos.
  4. Cuando ya esté todo más o menos integrado vamos echando el aceite de oliva poco a poco, y seguimos batiendo hasta conseguir una crema espesita (puede que no le haga falta todo el aceite).
  5. Probamos y rectificamos de sal y/o vinagre. Colamos para que nos quede una crema bien fina.
  6. Reservamos en la nevera para que se enfríe y servimos acompañado de trocitos de jamón y huevo duro.

 

0