En invierno a pesar de que nos abriguemos bien, podemos resfriarnos o acatarrarnos pudiéndonos ocasionar problemas mayores como neumonía o pulmonía, así que debemos prepararnos para prevenir el resfriado que es una infección vírica muy estacional.

El resfriado común o catarro es una enfermedad infecciosa viral leve del sistema respiratorio, es altamente contagiosa y causada fundamentalmente por rinovirus y coronavirus.  Los síntomas son estornudos, mucosidad, dolor de cabeza, irritación ocular, dolor de garganta, tos y malestar general.

Hoy día está ampliamente reconocido que la dieta mediterránea y aceite de oliva virgen extra confieren importantes beneficios para la salud.

El aceite oliva virgen extra es un alimento ideal para curar resfriados pues es una fuente de vitamina A y E, que apoyan de forma importante el fortalecimiento del sistema inmunológico mejorando la función inmune.

Sabemos también que es en la fracción insaponificable (fracción minoritaria del aceite de oliva, que representa solo entre el 1 y el 3%) donde se encuentran la mayoría de compuestos bioactivos responsables de estos beneficios, algunos de los cuales parecen solaparse con los atribuidos a los fármacos antiinflamatorios no esteroideos. El descubrimiento del Oleocanthal (presencia de un antiinflamatorio natural en el aceite de oliva virgen extra) podría explicar uno de los mecanismos en virtud de los cuales se produce esta conexión, dando una base científica a las bondades de nuestra saludable Dieta Mediterránea.

Nobleza del SUR AOVE

Consejos para prevenir el resfriado; 

  1. Llevar una vida saludable y una dieta mediterránea para que nuestro sistema inmunitario pueda responder correctamente a las infecciones: una alimentación equilibrada, practicar ejercicio de forma regular, mantener un estado emocional óptimo, evitar malos hábitos, etc.
  2. Mantener una alimentación rica en alimentos que contengan vitaminas
  3. Lavarse las manos correctamente y de forma frecuente.
  4. Evitar, en la medida de lo posible, entornos donde sepamos que los virus están latentes.
  5. Usar pañuelos desechables de papel.

Una combinación de aceite de oliva virgen extra y limón puede optimizar el trabajo del hígado y contribuir a la desintoxicación del cuerpo. Estos dos ingredientes facilitan la expulsión de toxinas y desechos que obstruyen el funcionamiento hepático y, a largo plazo, afectan la salud.

Para esto se puede elaborar una bebida, combinando una cucharada de aceite de oliva, un vaso de agua y unas cuantas rodajas de limón. Todos estos ingredientes se procesan en la licuadora y se consume en ayunas.

medico Nobleza del sur

#AOVESaludNS

0