Un estudio elaborado por un equipo de científicos de la Universidad de Granada – España ha demostrado que las verduras fritas con Aceite de Oliva Virgen Extra (AOVE) mejoran su capacidad antioxidante y al contenido de compuestos fenólicos, que previenen el cáncer, la diabetes o la degeneración macular. El trabajo ha sido publicado en la revista Food Chemistry.

Las hortalizas fueron fritas y salteadas en AOVE, así como hervidas en agua o en una mezcla de agua y aceite de oliva virgen extra. Las condiciones de procesamiento fueron controladas, y se mantuvo constante la proporción entre el vegetal y el medio de cocción.

Tras ser examinados, los resultados demostraron que el empleo del aceite de oliva virgen extra para la fritura, no solo no modificó los fenoles totales sino que incrementó el contenido en grasa y redujo la humedad de las verduras.

La causa de esta mejora en las propiedades de las hortalizas se debe a que el aceite de oliva transfiere fenoles hacia ellas, enriqueciéndolas con compuestos que no se encuentran de forma natural en las hortalizas frescas.

La dieta mediterránea se caracteriza por un alto consumo de hortalizas frescas acompañadas de aceite de oliva virgen extras. Tanto las hortalizas como el aceite de oliva son una fuente importante de fenoles o compuestos fenólicos ya asociados en numerosos estudios a la prevención de enfermedades crónico degenerativas.

 

¡Tanto en crudo como en frito, disfruta del Aceite de Oliva Virgen Extra = Fuente de Salud!

 

0