Un emblema de la marca Nobleza del Sur, es la amapola que ilustra la botella de Aceite de Oliva Virgen Extra Centenarium Premium. Son muchos los artistas que a lo largo de los tiempos se han visto maravillados por el colorido y la belleza de las amapolas y las han retratado en sus lienzos.

“Prado con amapolas” de Gustav Klimt, es un colorido cuadro pintado por el artista austriaco en 1907 en el que las amapolas invaden todo. El artista juega con diferentes tonalidades de verdes y amarillos sobre los que destaca el rojo de las amapolas para mostrarnos un prado delimitado por árboles lleno de amapolas, da la sensación de que hasta en los árboles las hay. Es una obra llena de colorido.

Claude Monet (1840 – 1926) está considerado como uno de los padres del movimiento impresionista y seguidor de la tendencia plain air. La obra “Las Amapolas o Las Amapolas de Argenteuil” es un lienzo pintado por el artista impresionista en torno al año 1873 y que en la actualidad se conserva en el Museo de Orsay de Paris.

Monet ha tomado la naturaleza como protagonista de sus obras en muchas ocasiones y, en concreto, son varios los cuadros sobre amapolas.

 

Otro cuadro a destacar en esta galería son las “Amapolas” de Mary Cassatt: una artista estadounidense que luchó para hacerse un hueco en las exposiciones impresionistas de la época, algo que las mujeres no tenían fácil. En su obra “amapolas” muestra un colorido campo de amapolas en el que dos mujeres al fondo y un niño en primer plano, recogen algunas de estas flores para hacer un ramo.

Otro artista que plasmó las amapolas durante su obra, fue Vicent Van Gogh. su llegada a París en marzo de este mismo año Van Gogh se puso en contacto con los impresionistas justo cuando comenzaba a surgir otro fuerte movimiento en la ciudad francesa, el post-impresionismo. Vincent comienza entonces a observar todo lo que ocurre a su alrededor y deja de pintar a los campesinos de Nuenen para empezar a pintar los paisajes que rodean su casa y motivos florales cargados de la bella flor roja.